Marco regulatorio en la Industria automotriz y de transporte, una realidad que afrontar en tecnologías limpias y renovación vehicular

1 julio, 2021
Responsive image

Un tema que ha venido generando incertidumbre en la industria del autotransporte y la industria automotriz desde Abril del presente año, es la Norma Oficial Mexicana 044 de la secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) que entrará en vigor en diciembre de este año.

La NOM 044 dispone que a partir del año 2022,  la producción e importación de unidades vehiculares de carga o pasaje tendrá que efectuarse bajo la tecnología Euro VI o EPA10, en donde forzosamente las unidades trabajan con diésel de ultra bajo azufre (UBA).

Lo cierto es que en México, no se cuentan con las condiciones de abastecimiento en términos de diésel para el cumplimiento de dicha norma. Hasta el momento PEMEX abastece el 19% de los municipios del país con diésel UBA, estando muy por debajo a las necesidades del transporte. Continuando con este tema, hay antecedentes en donde en diciembre del 2019, se otorgó a PEMEX a través de la Comisión Reguladora de Energía una ampliación al plazo en el cumplimiento para surtir diésel UBA en todo el país hasta enero del 2025.

Analizando todo este contexto, si la NOM 044 entra en vigor al término de este año 2021, se tendrán 4 años de desfase en relación al abastecimiento del combustible. Es una cuestión para preguntarse qué pasará en esta industria. Lo cierto es que el combustible generará una alta demanda en el mercado provocando un aumento en el costo del mismo, así como una venta de unidades por debajo a lo proyectado.

México se convertiría en un país con una industria automotriz de segunda de acuerdo con el presidente ejecutivo de la ANPACT, disminuyendo la renovación del parque vehicular y teniendo un incremento en la importación de vehículos usados de Estados Unidos.

En artículos anteriores, se había hecho mención a los factores de impacto en la rentabilidad en la industria del transporte, en donde la renovación vehicular, la falta de financiamiento y estímulos fiscales eran temas que se detectaban como una problemática y tenían que ser atendido como un contexto actual.

Factores de impacto a la rentabilidad en la industria del transporte – Continuar Leyendo

Una vez entrando en vigor dicha norma, se provocaría un efecto dominó en términos de la cadena logística involucrando el parque vehicular, la seguridad vial y la población; en donde el autotransporte traslada el 56% de la carga nacional, 71% del valor del comercio internacional con Estados Unidos y 96% del pasaje entre entidades federativas de México. Respecto al transporte de pasaje, las unidades trasladan el 27% de estudiantes, 41% trabajadores y 100% de las mercancías de reparto y distribución.

Todo esta problemática fue expuesta a través de una carta por parte de las asociaciones y cámaras de dicha industria en meses anteriores. Lo cierto es que dicha situación podría llegar a un acuerdo si todos los involucrados como lo son las autoridades de Energía y medio ambiente, Economía, Comunicaciones y transportes y PEMEX, velaran por garantizar el abasto del combustible.

En términos de medio ambiente, la NOM 044, podría ofrecer reducciones el 83% de NOx y 50% de material particulado, tomando en cuenta que en México la edad promedio de la flota del autotransporte es de 19 años. Avanzar a tecnologías más limpias y la renovación vehicular, debe ser un objetivo primordial para esta industria. Hasta el momento sigue siendo una incertidumbre de hacia dónde irá esta situación. Las cámaras, asociaciones y empresas de esta industria están sumando esfuerzos y buscan obtener una respuesta por parte de todos los involucrados.

Si desea recibir mayor información suscríbase a nuestro blog

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Continúa Leyendo